martes, 3 de abril de 2012

A pecho descubierto

Hoy como cada martes y jueves tocaban series en pista. De 400 metros para ser exactos.

El RUA está de vacaciones de semana santa pero yo no descanso; Tasio me puso deberes la semana pasada así que a eso que he ido.

He salido pronto del trabajo y he empezado también pronto, con lo que el entreno ha sido a pleno sol. "¡Qué bien!", he pensado inicialmente. Inocente... He terminado quitándome la camiseta como si estuviéramos en pleno julio.

Ya en el calentamiento he visto claro que hoy la cosa iba a ir bien. Sin darme cuenta he calentado unos 15 minutos a 4:07 el mil. Por la percepción de fatiga no he notado que fuera tan rápido, de hecho el promedio de pulsaciones habla por sí solo, 145 ppm, lo normal para un calentamiento, un poco más alto de lo habitual pero no mucho más.

Esto creo que tiene una explicación; la semana pasada entre que el martes no pude entrenar y la huelga del jueves, lo máximo que hice de calidad fue un rodaje algo rápido el viernes y el resto de semana rodar. Supongo que algo de supercompensación habrá habido.

Las series han ido muy bien, sobre el objetivo marcado de intensidad, 1'10'', alguna por encima, alguna por debajo; se ha hecho duro tener que hacerlas solo, sin ni siquiera otros compañeros en la pista haciendo otros entrenamientos, pero las he disfrutado bastante.

¿Os he dicho que me he apuntado a Bombers otra vez? A ver si este año deshago el maleficio. La he corrido dos veces y las dos veces me he dado un batacazo bastante importante...

3 comentarios:

  1. A la tercera va la vencida, amigo mío; suerte.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias!

    A ver si es verdad y a la tercera va la vencida. ;)

    ResponderEliminar